5 razones para cambiar tu ERP

Cómo todo en la vida, nuestro ERP tampoco es para siempre. La tecnología avanza sin freno y nuestros sistemas de gestión se quedan obsoletos o simplemente no cumplen las expectativas y el ritmo que marcan los mercados.

Dentro de la toma de decisiones de una empresa las relacionadas a la modificación de los procesos internos de gestión resultan de las más complejas en solucionar. En ello, se encuentran aspectos tal importantes como conservar la competitividad y la calidad en el servicio al cliente.

El cambio de una solución de gestión empresarial supone un fuerte desembolso económico para la empresa, tiempo en la búsqueda de la solución que más se ajusta a nuestras necesidades, la puesta en marcha de la implantación y la correspondiente formación de los usuarios.

¿Por qué cambiar de ERP?

No hay una fecha escrita en la cual se nos digas que ‘al cabo de x años se debe cambiar de ERP’, el cambio de nuestro software empresarial se debe producir cuando nuestra herramienta ya no cumple las expectativas que tenemos fijadas para la consecución de los objetivos de la empresa.

Si creemos que nuestra empresa no mantiene el ritmo para la gestión de la información y la productividad, si no contamos con la agilidad necesaria para dar respuesta, es casi seguro que necesites una actualización tecnológica.

foto2

Te haces estas preguntas:

¿Cubre mi solución las necesidades de mi día a día?

¿Busco optimizar mis costes en tecnología?

¿Mi partner me ayuda a evolucionar mi solución?

¿Son mis plazos lo que esperan mis proveedores y clientes?

Si te planteas estas preguntas y piensas en buscar soluciones para ellas, quizás es el momento de plantearte actualizar tu herramienta de gestión.

5 razones para cambiar de ERP

– El ERP se ha quedado obsoleto
Suele ser el motivo principal por el que cambiar de ERP y en ocasiones no es culpa directamente de la solución. En esta situación debes valorar si existen versiones superiores que no supongan un cambio radical, o si ha llegado el momento de buscar una nueva solución para nuestra empresa.

 Mi partner no me da el servicio que necesito
Elegir una buena solución de negocio está siempre condicionada a la elección de un partner que cumpla con los requisitos que nosotros necesitamos. El éxito de nuestra herramienta va a depender del respaldo técnico que tengamos por parte de la empresa que optemos para llevar a cabo la implantación del software en nuestras instalaciones.

– La empresa va a un ritmo diferente al que lleva mi solución
En ocasiones podemos hacer uso de esta coletilla ‘mi empresa lleva un ritmo y la realidad es otra’, si nos surgen estás dudas la solución requiere urgentemente de un cambio. El ERP debe estar siempre a la altura, si una de las características que define a un buen ERP es la adaptabilidad y escalabilidad de un negocio.

– No cumple con los niveles de seguridad
Debemos tener en cuenta dos criterios básicos entorno a la seguridad de nuestro ERP:

– Ofrece un blindaje ante el acceso de personas no autorizadas.
– Ofrece protección en los procesos de auditoría y control de usuarios.

Si no cubre estas dos principales premisas de seguridad, es el momento de realizar el cambio de ERP.

– Necesito un software que de valor a la empresa
Una empresa debe estar en continua fase de cambio y en entornos completamente dinámicos, no sirve de nada y tampoco beneficia un estancamiento. Un ERP debe aportar valor de forma que no se ajuste exclusivamente a las necesidades básicas.

Convierte tu ERP en una verdadera ventaja competitiva ¿te ayudamos?

Leave a Reply