Cómo implantar un plan de igualdad en tu empresa

Para sacar el máximo partido al talento y potencial que el equipo humano de toda organización tiene, es necesario la implantación de medidas con las que corregir errores y discriminaciones cometidas históricamente. Dentro de este marco de acciones, la activación de un plan de igualdad elimina cualquier tipo de prejuicio subyacente o sesgos por raza o sexo.

En primer lugar, es necesario analizar los requisitos legales que toda organización está obligada a cumplir de acuerdo con las últimas actualizaciones de la legislación. La ley orgánica 3/2007 se ha visto reforzada por el Real Decreto 6/2019 que está previsto ser revisado durante su ejecución a lo largo de 2021.

Los principales cambios de este Real Decreto son la reducción del número de trabajadores mínimo que debe tener la empresa para que sea obligatorio contar con un plan de igualdad, pasando de las 250 personas contempladas inicialmente a una cifra de 50 para marcar la obligatoriedad del plan, valor que se alcanzará de manera progresiva en 2022. La configuración de la comisión de igualdad debe cumplir una serie de especificaciones en términos de representación, no solo paridad hombre y mujer, sino también en lo que se refiere a representantes de los trabajadores y la empresa, para poder ser aprobada. Es fundamental que las personas que forman parte de esta comisión tengan poder de decisión para que no sea una entidad testimonial sin capacidad de tomar medidas. Además, se ha definido nueva documentación a aportar por parte de las organizaciones con registros telemáticos que toda empresa debe cumplimentar para demostrar la implantación real del plan de igualdad.

¿Qué fases tiene la implantación de un plan de igualdad?

  • Comisión de igualdad: Se eligen los miembros de la comisión dando espacio a las personas que trabajan en la empresa y a la propia dirección.
  • Diagnóstico: Análisis completo de la situación de igualdad de género identificando las áreas prioritarias de actuación en la empresa.
  • Plan de igualdad: Documento en el que se recoge el propio Plan con las medidas a implantar.
  • Registro: Se cumplimenta la documentación precisa en REGCON (Plataforma del Ministerio de Trabajo y Economía Social para el registro y depósito de convenios y acuerdos colectivos).
  • Seguimiento y evaluación: Herramientas y procesos necesarios para que la comisión de igualdad evalúe las medidas implantadas y realizar un seguimiento que permita llevar a cabo acciones correctivas.

Es importante remarcar en la fase de diagnóstico la definición de objetivos una vez estudiados los procesos de selección y contratación, la clasificación profesional, la metodología de formación y promoción profesional, realizar una auditoria salarial y de las condiciones de trabajo y por supuesto revisar las medidas para evitar la infrarrepresentación femenina, favorecer la conciliación de vida personal y laboral y prevenir el acoso sexual y por razón de sexo.

Este análisis cuantitativo da voz al empleado y expone las necesidades de la implantación de un plan de igualdad para corregir porcentajes no adecuados a lo previsto en una empresa igualitaria. Pese a no ser obligatorio, es un excelente complemento a este análisis que la dirección documente su apoyo al plan para hacer más firme su compromiso con las acciones que sean necesarias en el plan.

¿Qué incluye el plan de igualdad?

  • Descripción de la empresa: Todas las conclusiones y datos recogidos en el diagnóstico servirán para describir de manera precisa a la empresa, motivo por el que resulta fundamental documentar de manera correcta toda esta información.
  • Normativa legal: Es necesario incluir toda la legislación a la que se ciñe el plan, incluyendo normativas específicas para determinados sectores o entornos.
  • Descripción del proyecto: Los planes de igualdad tienen una vigencia máxima de cuatro años pudiendo ser menor el radio de acción para su aplicación.
  • Plan de acción y medidas: En el que establecemos el cronograma y seguimiento de la implantación para asegurar su correcto funcionamiento.
  • Comunicación: Se debe asegurar el conocimiento del plan por parte de todos los trabajadores. Las acciones enfocadas a su bienestar deben ser comunicadas y poner a su disposición fácil acceso a la información.
  • Evaluación y seguimiento: Definiendo los indicadores clave para medir el éxito de nuestras acciones y las medidas correctivas a aplicar. Debe incluir la vigencia del plan y el marco temporal en que se realizan la evaluación.
  • Disposición final

¿Cómo registro mi plan de igualdad?

En la plataforma habilitada por el Ministerio de Igualdad y Trabajo, REGCON, se debe incluir la siguiente documentación que atestigüe la existencia de los acuerdos entre empresa y trabajadores.

  • Acta de constitución de la comisión de igualdad.
  • Acta de firma de la aprobación del plan de igualdad.
  • Texto del acuerdo con todas las medidas que se incluyen en el plan.
  • Delegación de la comisión negociadora con la aceptación de registros del plan.
  • Texto del acuerdo del propio plan sin firma.

En Integra estamos convencidos de que la igualdad aporta un valor añadido generando mayor competitividad dentro de las empresas. De aquí el servicio “Más igualdad, mejores empresas” con el que acogemos todas las empresas en Qualitas y CEOE Aragón.

Leave a Reply