¿Por qué fallan los proyectos de transformación digital?

Como ya sabemos la transformación digital se basa en ajustar las variables de procesos, personas y tecnología. Esto que en principio ya nos puede parecer difícil, es mucho más complicado si no tenemos un principio rector que nos guíe. Y es que incluso disponiendo de recursos y tiempo los proyectos fallan.

Por supuesto esto no pasa solo en el ámbito digital, sino que es trasladable a cualquier otro escenario de la empresa. Hay claros ejemplos de grandes organizaciones que han invertido importantes presupuestos en realizar una transformación digital completa sin lograrlo. Esto no quiere decir que el trabajo haya sido en balde, pero sí que a corto plazo se ha desperdiciado multitud de recursos y tiempo sin alcanzar los resultados esperados.

Mi idea en este artículo es recoger alguno de los principales errores que se han cometido o que he visto cometer a lo largo de mi experiencia como consultor de transformación digital. Antes de comenzar debemos saber que ya de principio hay dos problemas qué abordar: el primero es entender qué es la transformación digital y cuál es su alcance, el segundo es entender la necesidad de la transformación digital. A esto podríamos añadir qué hay que asignar como en cualquier otro proyecto recursos, tiempo y un líder qué guíe el cambio.

Fallos comunes en los proyectos de Transformación Digital

  • Comerse el elefante de un bocado: Este clásico error sucede en aquellas empresas que tienen una voluntad de cambio y que disponen de recursos para llevarlo a cabo, pero que sin embargo no tienen claro el objetivo a alcanzar ni unos indicadores adecuados para medir sus resultados.

Un gran ejemplo de ello es el fracaso de General Electric con su proyecto de digitalización utilizando tecnología IoT. Este proyecto destaca por ser uno de los mayores fracasos de una gran empresa en Estados Unidos. Pese a invertir cientos de millones y emplear miles de profesionales los resultados no fueron nada satisfactorios, logrando atraer sobre ellos la presión del mercado. La conclusión es: plantéate objetivos alcanzables, medibles y de alto impacto.

  • Ni contigo ni sin ti: A veces se comete el error de pensar que la transformación digital es una unidad completamente separada del resto de la empresa y esto, por supuesto, genera graves problemas estructurales y resistencia al cambio.

Cualquier transformación es un camino que todos deben conocer para llegar al final. O involucramos a aquellos que “queremos mejorar” o tendremos en el mejor de los casos un tibio apoyo.

  • No es país para viejos: A veces una de las principales causas para que los proyectos de transformación digital fallen son los directivos de departamentos que no alcanzan a ver los beneficios globales que esa digitalización tiene para su departamento.

La incapacidad para ver el beneficio global y solo fijarse en sus resultados departamentales es un gran hándicap y sucede más a menudo de lo que nos pensamos. La transformación digital requiere de un entendimiento de los objetivos, de una aceptación de los mismos y de una colaboración por parte de los recursos implicados.

  • Quiero y no entiendo: En otras ocasiones, el problema que surge es la falta de entendimiento de la transversalidad de la transformación.

Hay directivos que quieren resultados muy concretos con tecnologías muy concretas. En realidad, esto no sería transformación como tal ya que no produce nuevos cambios en el modelo de negocio del departamento o de las empresas. La adición de tecnología o de nuevos procesos supone una optimización de lo existente, pero mantiene la forma de hacer las cosas. La auténtica transformación pasa por una nueva visión.

  • Ir a la montaña en sandalias: Un clásico, toda digitalización supone un viaje que debemos realizar y que no será fácil. Por tanto, debemos preparar las cosas necesarias: para el desierto agua y crema solar, para la montaña buenas botas y material de abrigo, para la jungla repelente de insectos…

 Así mismo sucede con los proyectos de Transformación Digital si quieres evitar fallos. Hay que rodearse de expertos en distintas áreas, tener una oficina de proyectos versada en soluciones transversales, disponer de cuadros de mando bien alimentados, etc.

Aspectos básicos al iniciar la digitalización

Por no alargar mucho el artículo me gustaría finalizar, no hablando de por qué falla la transformación digital sino repasando aquellas cosas que nos ayudarán a evitar esos fallos. Una breve lista de básicos que nos acompañarán en el viaje para lograr la digitalización de nuestra organización:

  • Predispón a tu organización al cambio.
  • Crea una hoja de ruta y comunícalo.
  • El viaje que vas a realizar no está grabado en piedra, prepárate para hacerlo adaptándote a los posibles cambios que sean necesarios.
  • Ten claro los compañeros de viaje. Nunca debes embarcarte solo en una empresa de este calado, por lo que formar un equipo a la altura resulta fundamental.
  • Mide, mide, mide y vencerás. Hay que ver cómo se progresa, pero no solo en «el proyecto», si no en su impacto en la organización.
  • Entiende el alcance e impacto de lo que quieres hacer. Un largo trayecto se realiza con pasos cortos.

Me gustaría compartir con vosotros este enlace para que echéis pequeño vistazo de empresas que han fallado en su Transformación Digital y algunos de sus errores. La experiencia acumulada por otros es información que puede facilitarnos lograr el éxito en la digitalización de nuestra organización.

Como recomendación final y precisamente para evitar muchos de esos errores, os invitaría a confiar en Integra como partner digital y acompañante en este viaje que es la transformación digital. Nuestra amplia experiencia y equipo de profesionales expertos en esta área os ayudarán a diseñar una estrategia correcta, elegir los primeros pasos a recorrer, reconducir posibles desvíos en el camino ya recorrido, medir correctamente los resultados y hacer de este proyecto algo a lo que todos los miembros de la organización quieran sumarse.

Leave a Reply